Cómo curar la sífilis

Si has venido a esta página buscando cómo curar la sífilis, has tenido mucha suerte, porque a lo largo de los siguientes párrafos, vamos a explicar, en qué consiste esta enfermedad, causas, síntomas y mejores métodos de curación, ya sean medicamentos químicos, o remedios caseros naturales, que puedes comenzar a realizar hoy mismo.

La sífilis es conocida como una enfermedad de transmisión sexual (ETS), que por lo general, no supone apenas riesgo para la salud si se sabe tratar a tiempo con antibióticos, pero que puede ser muy peligrosa, si se tiene y se deja pasar, ignorando sus síntomas. En ocasiones, es posible estar infectado sin manifestar ningún síntoma durante años, para descubrir posteriormente una infección que puede causar daños a órganos internos como el corazón o el cerebro.

Treponema pallidum

La infección la produce la bacteria “Treponema pallidum”,  que es un tipo de bacteria en forma de espiral o de sacacorchos. Actualmente, se diagnostican en el mundo cerca de 5 millones de casos nuevos cada año. Si usted sospecha que podría estar infectado, vaya a su médico cuanto antes, y solicite un análisis de sangre y de orina.

Síntomas y etapas de la sífilis:

El primer síntoma de la sífilis es la aparición de una pequeña llaga, que no duele, llamada “Chancro” que puede aparecer, generalmente en los órganos sexuales, aunque también en otros lugares como el recto o incluso dentro de la boca. A medida que la llaga se desarrolla, comienza a doler y a manifestar signos de infección.

El contagio de la sífilis se produce cuando existe contacto directo con estos chancros o llagas, incluyendo sexo oral o anal, no pudiéndose transmitir al compartir el baño, la ducha, la ropa, o los cubiertos de comida. En una relación sexual, la probabilidad de contagio, se estima entre un 35 y un 50%.

Lllaga o chancro de sífilis

La infección se produce en 4 etapas, siendo más infecciosa en las dos primeras, apenas perceptible en la etapa latente, y más perjudicial para la salud en su última etapa, o etapa terciaria:

  • Primaria
  • Secundaria
  • Latente
  • Terciaria

1 – Etapa Primaria: Esta etapa aparece a las 3 o 4 semanas después de haber ocurrido el contagio o infección. En la zona donde la bacteria inició el contacto, comienza a aparecer una pequeña llaga redonda (chancro), indolora pero muy contagiosa. El dolor puede aparecer entre los 10 a 90 días y mantenerse de 2 a 6 semanas.

2 – Etapa Secundaria: Comienzan a aparecer síntomas adicionales, como erupciones cutáneas (palmas de manos y pies), y dolor de garganta. Pudiendo también presentarse, en menor medida, dolores de cabeza, ganglios inflamados, cansancio, fiebre, pérdida de cabello, y dolor en articulaciones.

Estos síntomas pueden confundir al paciente, creyendo que se trata de otro tipo de enfermedad. A pesar de no recibir tratamiento, estos síntomas desaparecerán igualmente, pero la infección, seguirá estando latente y escondida.

Erupciones cutáneas causadas por la sífilis

3 – Etapa latente: Tanto los síntomas primarios como los secundarios han desaparecido, y no existen evidencias de estar infectado. Desaparece el riesgo de contagio, e incluso pueden pasar años, sin desarrollar nuevos síntomas de alerta.

4 – Etapa terciaria: Aproximadamente, entre un 15% y un 30% de las personas que no han recibido tratamiento, entran en la última etapa de la sífilis. Aunque sean varios años después del primer contacto con la bacteria.

La sífilis en estado terciario, es la etapa mas peligrosa de todas, pudiendo ser mortal para el paciente. Entre las posibles complicaciones que pueden presentarse, destacan las siguientes:

  • Enfermedades mentales.
  • Pérdida de memoria.
  • Trastornos neurológicos, derrames o meningitis.
  • Daño en huesos.
  • Enfermedades de corazón.
  • Infección cerebral y de la médula espinal.

Una mujer embarazada puede transmitir la bacteria a su bebé, sin darse cuenta, lo que se denomina como “Sífilis congénita”, pudiendo ser potencialmente muy dañina para el feto, provocando incluso la muerte. Entre las posibles complicaciones del bebé, aparecen las siguientes:

  • Retrasos en el desarrollo cerebral.
  • Erupciones cutáneas y llagas.
  • Inflamación de hígado y bazo.
  • Las mismas complicaciones de la etapa terciaria (Si no es detectado a tiempo).

Cómo curar la sífilis con tratamiento médico:

La sífilis en la primera y segunda etapa se cura con penicilina. El fármaco más conocido y utilizado es “Bicillin L-A”. Se trata de una simple inyección de antibióticos, muy eficaz que acaba con las bacterias. Las relaciones sexuales deben evitarse hasta que el tratamiento haya sido completado.

Anti bacterias para la sífilis

En caso de infección cerebral o de la medula espinal, es posible inyectar los antibióticos por vía intravenosa, pudiendo eliminar las bacterias, pero, infortunadamente, sin poder revertir el daño causado por las mismas, ya sea una degeneración neurológica u otros problemas que afecten su salud, anteriormente citados.

Consejos para prevenir la sífilis:

La mejor manera de prevenir la sífilis, al igual que con otras enfermedades de transmisión sexual, es el uso y práctica de sexo seguro, utilizando preservativos o condones. Vamos a ver algunos consejos que pueden resultar también de utilidad:

  • Evitar mantener relaciones con muchas personas.
  • Utilizar preservativos, y otras barreras de látex, durante el sexo oral.
  • No compartir juguetes sexuales, ni agujas para el consumo de drogas.
  • Hablar con sus parejas sobre los posibles riesgos.
  • Realizar pruebas y analíticas frecuentes con cada nueva relación.
  • Si la llaga o chancro es el la boca, evitar besos y usos compartidos de cepillos dentales.

Tratamientos naturales para curar la sífilis:

Como hemos comentado, la infección es causada por la bacteria “Treponema pallidum”, cuyo mejor tratamiento, es la aplicación de antibióticos farmacéuticos, basados en la penicilina.

Ahora bien, es posible que aparezcan cepas resistentes a los antibióticos, para lo cual, la mejor ayuda para el paciente es la de reforzar su sistema inmunitario, y compatibilizar el tratamiento junto con algunos remedios naturales, que impliquen las propiedades antibacterianas, antivíricas, antiinflamatorias y antibióticas naturales. Para ello, existen una gran variedad de plantas que nos pueden ayudar.

A continuación, vamos a ver algunos de los remedios populares y naturales específicos para tratar la sífilis, buscando un complemento al antibiótico médico y un alivio para algunos de sus síntomas habituales:

1 – Dos cucharadas en polvo de una mezcla a partes iguales de sassafrás, guayaco, zarzaparrilla y quina. Añadirlas sobre agua hirviendo, y dejar reposar. Se filtra y se toman 3 cucharadas diarias. El sasafrás aumenta la sudoración, el guayaco es antiinflamatorio y analgésico específico para la piel, la zarzaparrilla depura la sangre y limpia infecciones tópicas, mientras que la quina se emplea como antiséptico y febrífugo.

2 – Infusión de harpagofito (2 cucharadas de su raíz): Indicado para reducir la inflamación de las articulaciones que pueden aparecer en las primeras etapas de la sífilis.

3 – Infusiones de acedera con zarzaparrilla: La acedera, al igual que la zarzaparrilla, es conocida por sus propiedades diuréticas y laxantes, que depuran el cuerpo y sangre. Rica en hierro, para combatir las anemias.

4 – Infusión de té verde a la que se añade 2 cucharaditas de uña de gato (Uncaria tomentosa). Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, para hacer frente a la sífilis.

5 – Infusión de equinacea: Planta muy apropiada para las infecciones vaginales, y muy utilizada para el tratamiento de la sífilis. Bloquea la acción de virus y bacterias, al mismo tiempo que refuerza el sistema inmunitario.

6 – Consumir 3 ajos crudos cada día. Pueden trocearse o picarse, y tragarlos con la ayuda de agua, o añadirlos a la ensalada. El ajo, entre sus múltiples propiedades, está la de comportarse como un antibiótico natural, que ayuda a combatir cualquier tipo de infección.

7 – Infusión de raíz de regaliz (Una cucharada). Tomar una taza al día en días alternos, un día sí, y otro no. El regaliz tiene un efecto anti bacteriano que resulta eficaz, no sólo para la sífilis, sino para combatir muchas enfermedades infecciosas, como la tuberculosis, o la gripe. El regaliz eleva la presión arterial, por lo que debe consultar a su médico si está tomando medicamentos o sufre de hipertensión.

8 – Alimentación rica en vitamina C. Zumos de naranjas, de mandarinas, kiwis. Añadir pimiento a la ensalada, coles, brócoli.. Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

9 – Lavar los genitales con infusión de marrubio. No tomarla por vía interna. Se puede realizar añadiendo un puñado a un litro de agua hirviendo. Dejar enfriar. El marrubio es una planta, que antiguamente se utilizaba para curar la malaria y la tuberculosis, y que es también utilizada para tratar las afecciones cutáneas y heridas infectadas.

10 – Tratamiento con Dioxido de cloro: Según las personas que siguen los consejos de James Humble, tomando unas gotas de clorito sódico (desinfectante de aguas), activadas con un ácido, se consigue el gas dióxido de cloro. La preparación debe realizarse acorde a unos protocolos específicos, siguiendo exhaustivamente los pasos que ellos recomiendan.

El resultado final es una solución de dióxido de cloro, que en contacto con el cuerpo, mata las bacterias dañinas, sin afectar a las bacterias beneficiosas. El producto es conocido como “mms” y es posible encontrar mucha información al respecto.

Cómo curar la sífilis
4.4 (87.06%) 17 votes

One Response

  1. Claudia 6 noviembre, 2018

Leave a Reply