Como curar el ojo con remedios naturales

A lo largo de este texto vamos a explicar cómo curar el ojo en función de los distintos problemas que podamos encontrar, pero siempre atendiendo a problemas menores de fácil solución, que no requieran el tratamiento especializado por parte de un médico u oftalmólogo.

Algunos de los problemas más habituales que podemos encontrar relacionados con los ojos son los siguientes: Ojos rojos, molestia en el ojo, ojo ardiente, sensación de arena, sensibilidad hacia la luz, dolor de ojos, párpados pegados al dormir, lagrimeo, ojo morado, conjuntivitis, alergias oculares, orzuelos.

Ojos rojos

En casos más graves, como por ejemplo problemas de visión, ver doble o borroso, dolor injustificado, o lesiones oculares graves, se debe acudir de inmediato al médico y nunca intentar curarlo por su cuenta.

1 – Cómo curar el ojo morado

El ojo morado, también conocido como el ojo negro, ojo entintado u ojo amoratado, suele ser fácilmente reconocible por las marcas oscuras procedentes de la rotura de los pequeños vasos sanguíneos de los tejidos que rodean el ojo. Esta zona tiene una piel más delgada y transparente que en el resto de la cara, por lo que cualquier golpe o accidente doméstico  puede hacer que la sangre se acumule produciendo su característica coloración.

Ojo amoratado

Lo habitual es que el moratón desaparezca solo, y que dure entre 7 y 10 días. El color oscuro puede ir tornándose del negro hacia el azul, para posteriormente adquirir tintes verdosos, amarillos y desaparecer.

Podemos tratar el ojo morado en casa, siempre que no existan problemas mayores, como visión borrosa, sangre o imposibilidad de mover el ojo. Para ello, se recomienda en las primeras horas, o primer día, aplicar frio (no el hielo directamente), cubitos envueltos en una tela, verduras congeladas… al menos durante 10 a 15 minutos cada hora, para aliviar el dolor y reducir la hinchazón.

Seguro que ha visto en las películas colocar un filete de carne crudo. No lo haga, puesto que no existen estudios al respecto que demuestren su efectividad, y en cambio, las bacterias de la carne podrían ocasionar problemas mayores con riesgo de infección.

2 – Orzuelos:

Se produce por inflamación de las glándulas sebáceas que rodean el parpado y tiene un origen bacteriano, generalmente inofensivo, que desaparece  al cabo de una semana. Podemos tratar de ignorarlo y esperar que se cure solo, o aliviar sus síntomas con un paño limpio humedecido en agua tibia, que ayudará drenar el pus.

Orzuelo inferior

Podemos añadir al agua algunas plantas que ayudarán a acelerar el proceso de curación. Se recomienda especialmente la acacia, el cilantro, manzanilla, perejil, antibióticos naturales como el jengibre y la cúrcuma. Resulta también recomendado aplicar las bolsas de té (tibias) directamente sobre el orzuelo.

Se debe evitar tocar con la mano u otros objetos (llaves huecas), frotar ni pinchar el orzuelo para que no se extienda a otras partes, así como no usar maquillajes, o lentes de contacto que pudieran extender la infección al otro ojo sano.

3 – Conjuntivitis:

Por norma general, la conjuntivitis está causada por virus como el adenovirus, el picornavirus, la rubeola o el herpes, y también por causas bacterianas como los estafilococos o los estreptococos. El uso de antibióticos únicamente curará el ojo si la infección está causada por un origen bacteriano, en el caso de los virus, la infección desaparecerá por si sola sin que podamos acelerar el proceso.

La conjuntivitis es fácilmente contagiosa, por lo que se requiere mucha limpieza y mucha precaución para no contagiar el ojo sano del paciente o los ojos de la persona que intenta ayudar.

4 – Curar el ojo seco

Los ojos secos pueden constituir un problema significativo para la visión, y causar molestias crónicas en el paciente que lo sufre, por lo general, en ambos ojos a la vez, que incluyen enrojecimiento, sensibilidad a la luz, picazón, fatiga ocular, visión borrosa y sensación de arenilla o de cuerpo extraño en su interior.

Curar el ojo seco

La principal causa del ojo seco es la falta de lágrimas por evaporación o deficiencia de líquido lagrimal, cuya causa puede deberse a la edad, o también a la toma de medicamentos que interfieren en el proceso.

El ojo seco puede tratarse con compresas calientes aplicadas en el párpado, lavado del párpado con champú para bebés y masajes periódicos.

Para prevenir los ojos secos se aconseja el uso de gafas de sol en días ventosos y secos, parpadear voluntariamente más a menudo, y no mirar la pantalla del ordenador demasiado cerca, tomando descansos periódicos para desacostumbrar la vista.

Se recomiendan las gotas o lágrimas artificiales sin conservantes, a poder ser que acompañen el compuesto ciclosporina, y alimentarse de acuerdo a que no exista deficit de vitamina A.

5 – El glaucoma:

El glaucoma está relacionado con un daño sobre el nervio óptico, causado principalmente por una alta presión ocular, y que con el tiempo puede derivar y conducir a una ceguera irreversible. Aunque suele ser hereditaria, muchas causas proceden de la diabetes, lesiones oculares, o falta de ejercicio.

Síntomas: Nauseas y vómitos, ojos rojos, dolor ocular, visión de túnel, puntos ciegos, ver halos alrededor de las luces, visión borrosa…

Su tratamiento es más eficaz cuando el glaucoma es diagnosticado a tiempo, por lo que se recomiendan exámenes periódicos frecuentes, especialmente si se sufre de diabetes o si es hereditario. También se aconseja hacer ejercicio de manera regular para disminuir la tensión ocular.

6 – Cómo curar los ojos rojos:

El enrojecimiento de los ojos puede deberse a múltiples causas, y cada una de ellas requiere una actuación o tratamiento distinto por nuestra parte. Las causas principales son las siguientes:

Uso de lentes, alergias, infecciones, exceso de frotamiento, uso excesivo de ordenador,  exposición al sol, contaminación ambiental, ojos secos, e incluso virus y bacterias. Si la irritación es muy habitual, o existe dolor, y no desaparece debe acudir a su oftalmólogo.

Curar los ojos rojos

A continuación vamos a ver algunos remedios caseros para tratar de aliviar los síntomas de los ojos rojos irritados. A falta de colirio lubricante, podemos encontrar alivio en los siguientes remedios caseros:

1 – Aplicar frío: Podemos utilizar alimentos congelados o hielo, envolverlo en una tela limpia y aplicarlo sobre los ojos durante diez minutos. Habitualmente notaremos su efecto calmante.

2 – Agua fría: La irritación puede calmarse aplicando agua fría, al lavarnos la cara, o aplicando un spray sobre los párpados cerrados.

3 – Rodajas de pepino: Hemos visto muchas veces en diversos tratamientos de belleza, que se acostumbra a colocar una rodaja de pepino sobre cada ojo. El pepino, además de proteger la zona ante posibles productos que pudieran entrar, también tiene un efecto de enfriamiento que calma la irritación.

4 – Llorar: Las propias lágrimas oculares pueden aliviar la irritación de los ojos rojos. Si aparece el llanto, no trate de evitarlo. Tampoco conviene provocar voluntariamente su aparición mediante técnicas agresivas.

5 – Aloe vera: Esta planta tiene multitud de propiedades curativas, sobre todo relacionadas con la piel. Puede usar su jugo mezclado con agua fría y aplicarlo sobre los párpados cerrados para calmar la irritación.

6 – Bolsas de té: Los flavonoides del té pueden ayudar en la lucha contra las bacterias o los virus. En caso de conjuntivitis u orzuelos, pueden aplicarse a una temperatura tibia e intercambiarlas con paños húmedos.

7 – Aceite de ricino: Es un ingrediente habitual en muchos colirios. Al parecer muchos remedios aconsejan aplicarlo directamente gracias a su efecto calmante y su capacidad de reducir la irritación.

8 – Vinagre de manzana rebajado con agua: Podemos empapar un algodón limpio en una mezcla de agua y vinagre de manzana y colocarlo sobre los ojos. El ácido málico que contiene el vinagre de manzana puede actuar combatiendo las infecciones bacterianas.

9 – Agua de rosas: Igualmente que con el vinagre de manzana, empapamos un algodón en agua de rosas y lo aplicamos sobre los párpados cerrados. La sensación de frescor aparecerá inmediatamente.

10 – Manzanilla: Una infusión de manzanilla tibia puede aplicarse para lavar la zona si existiera algún tipo de infección, y también como calmante ocular.

11 – Cucharas metálicas: Se recomiendan al menos unas 4 cucharas, se colocan cada una dentro de un vaso con agua fría. Al colocar la cuchara, el metal que guarda el frío enseguida se calienta, por lo que la intercambiaremos por la siguiente, hasta encontrar alivio.

12 – Patata: Podemos utilizar rodajas de patata igual que el remedio de las rodajas de pepino. También podemos colocar trozos de patata o patata rallada que ayuda a reducir las hinchazones o inflamaciones. Las propiedades astringentes de la patata ayudan a reducir el dolor de ojos.

13 – Beber agua: De esta manera nos mantenemos hidratados y permitimos el correcto funcionamiento glandular ocular.

14 – Descansar y dormir: La falta de sueño y el estrés están detrás de muchas enfermedades oculares. Conviene descansar y dormir las horas necesarias para la correcta salud de los ojos.

15 – Usar gafas para cada ocasión: En caso de nadar en piscinas cloradas, se hace necesario el uso de gafas que protejan los ojos ante la agresión del cloro. Ya en el exterior, las gafas de sol pueden protegernos de los rayos solares dañinos para la vista.

16 – Alimentación rica en omega3: Estos ácidos grasos son beneficiosos para la producción de glándulas sebáceas. Muy apropiado en caso de infección o de orzuelos.

Como curar el ojo con remedios naturales
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply