Cómo curar el empacho

Leyendo este artículo va  a conocer algunos remedios caseros para curar el empacho, que fácilmente puede encontrar en la despensa de su casa o en cualquier restaurante. Elija únicamente uno de ellos, aquel que tenga los ingredientes más a mano, y experimente por sí mismo los resultados. El último apartado corresponde con una postura que facilita la digestión.

Pero antes de conocer las soluciones, vamos a conocer en detalle cuál es el problema: El empacho, es denominado dentro de la medicina como “dispepsia” o indigestión, cuyas principales características son molestias en la parte alta del estómago, pudiendo presentarse nauseas, hinchazón, ardor en la parte superior del abdomen, dolor abdominal, e incluso reflujo y vómitos.  La causa principal en la mayoría de casos es una comida abundante, o acompañada de exceso de picantes, grasas, o malas combinaciones de alimentos.

Si se trata de un empacho ocasional (Dispepsia funcional), no debemos preocuparnos  ya que tarde o temprano, los jugos gástricos conseguirán terminar ellos solos con la molestia y los síntomas desaparecerán solos.

Curar el empacho naturalmente

Pero si los empachos son habituales y ocurren cada vez con mayor frecuencia, es posible que se trate de una dispepsia orgánica, causada por algún daño interno, que requiere una revisión en un centro médico, donde se pueda realizar una ecografía abdominal o una endoscopia para determinar si existen lesiones internas. Es posible que se necesiten medicamentos para aliviar el exceso de acidez, antibióticos en caso de la bacteria Helicobacter Pylori, o cambios en la dieta que mejoren la situación.

Remedios naturales para curar el empacho:

1 – La infusión de las abuelas: Las tradiciones bien arraigadas siempre incluyen una infusión después de las comidas. No es casualidad, que estos hábitos hayan sobrevivido a lo largo de los tiempo, aunque es posible que acaben desapareciendo con los frenéticos ritmos actuales de vida.

Infusiones manzanilla, menta o hierbabuena

La infusión por excelencia será siempre la manzanilla. Supone un tratamiento muy antiguo para el empacho que calma el estómago y alivia el tracto intestinal. La infusión de menta o hierbabuena puede calmar los espasmos intestinales y prevenir las náuseas, pero no es aconsejable para el ardor de estómago. Como sustituto de estas plantas, podemos utilizar también con buenos resultados las hojas de albahaca.

2 – El jengibre: Las abuelas orientales, influenciadas también por los remedios de la medicina china, seguramente aconsejen tomar infusión de jengibre para curar el empacho, que elimina los malestares estomacales y mejora el proceso de digestión. De manera preventiva, es habitual usar esta especia espolvoreada en las comidas.

Podemos añadir miel y zumo de limón para mejorar el sabor, y potenciar los efectos beneficiosos.  Se cortan dos rebanadas finas, del tamaño de una moneda, o una cucharadita en polvo, y se deja hervir en agua de 5 a 10 minutos.

También podemos masticar un trocito pequeño de raíz, aunque no tiene buen sabor en la boca, el estómago lo agradecerá.

3 – Vinagre de manzana: Aunque la naturaleza del vinagre es ácida (ácido acético), tiene un efecto alcalinizante en su interior, que ayuda a curar el empacho. Se recomienda añadir una cucharada sopera de vinagre de manzana en un vaso con agua y añadir un poco de miel si se quiere mejorar el sabor. Esta solución es particularmente adecuada para aquellos empachos producidos por exceso de comida.

4 – Semillas masticables: Las semillas de hinojo actúan de manera efectiva para casos de empacho por comidas picantes o por exceso de grasas. Al contener unos aceites volátiles, ayudan a reducir las náuseas y controlan la flatulencia y los gases. Masticar y tragar una cucharada de hinojo es un buen remedio para curar el empacho.

A falta de hinojo, podemos probar la misma solución con comino. El comino es conocido dentro de la medicina ayurvédica como un remedio efectivo para los problemas digestivos, las diarreas y la flatulencia. Estimula la generación de enzimas que mejoran la digestión.

Otra espacia que estimula la producción de enzimas pancreáticas es el cilantro. Añadir una cucharadita en polvo de semillas de cilantro en un vaso de agua, o masticarlas bien con saliva.

5 – Bicarbonato de sodio: Se trata de un anti ácido natural que reacciona con la excesiva acidez de los jugos gástricos.  Se utiliza una cucharadita pequeña en un vaso de agua, se agita y se bebe, es posible añadir unas gotas de limón para prevenir los gases. Uno de los efectos secundarios de este remedio son los eructos o liberaciones gaseosas a través de la boca. No trate impedirlo, con cada eructo notará un alivio estomacal.

Bicarbonato para el empacho

6 – Canela: Un ingrediente habitual en las cocinas que puede ayudar a mejorar los síntomas del empacho. Puede realizarse un té de canela añadiendo media cucharadita de canela en agua hirviendo y dejar reposar unos minutos. Beber mientras el té está todavía caliente (No ardiendo) para mejorar los resultados.

7 – Medio vaso de cerveza: La cerveza es rica en lúpulo. Cuanto más amarga es la cerveza mayor contenido en lúpulo tendrá, que es una hierba que ayuda a estimular las enzimas del páncreas y mejora la digestión. No es aconsejable beber más de medio vaso ya que abusar podría entorpecer aún más el proceso digestivo.

8 – Postura física: Se trata de acercar las rodillas al pecho para destensar el abdomen y facilitar los procesos digestivos. Puede realizarse tumbado sobre una esterilla o alfombra con las dos rodillas a la vez, y sujetar con las manos sin hacer fuerza unos  30 segundos para luego soltar. Puede repetirse varias veces hasta notar mejorías. En caso de estar sentado en la sobremesa de una comida o una cena formal, podemos realizar el mismo ejercicio subiendo un pie a la silla, acercando la rodilla al pecho y abrazando con ambos brazos la pierna, 30 segundos con cada lado.

Consejos adicionales:

  • Comer menos cantidad.
  • Comer despacio masticando frecuentemente.
  • Comenzar las comidas con vegetales crudos, ricos en enzimas.
  • Evitar alimentos picantes y grasos.
  • Cenar al menos 3 horas antes de dormir.
Cómo curar el empacho
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply